Un perro necesita que lo cuiden y cada raza tiene su propia personalidad y necesidades. Si quieres que tu perro esté sano, debes saber cómo alimentarlo, entrenarlo y asearlo. Si no lo haces correctamente, puede tener problemas de salud crónicos, problemas de comportamiento o un mal aspecto.

1. Peinarlo

El aseo de un perro es más que cuidar su apariencia. También se hace con fines sanitarios e higiénicos. No hay una regla general para el aseo de estos animales. Una vez más, todo gira en torno a la raza. Por ejemplo, la frecuencia con la que se peina al perro depende de la longitud y la textura de su pelo. Generalmente, un perro de pelo corto es mejor que se peine una vez a la semana, mientras que un perro con un pelaje rico podría peinarse fácilmente a diario y no sería exagerado.

2. Lávalo

Por lo general, debes bañar a tu perro al menos una vez al mes con un champú especial para perros, hidratante y sin jabón. Los perros que participan en exposiciones deben ser bañados más a menudo porque eso ayuda a que el pelaje tenga mejor aspecto. Además, el baño es necesario después de que su perro haya nadado fuera de casa.Cómo bañar a un perro

Aunque parezca extraño, incluso los perros necesitan su propia pasta y cepillo de dientes. Los perros no desarrollan caries como los humanos, pero eso no significa que su higiene dental deba ser pasada por alto. Las enfermedades de las encías y la placa pueden desarrollarse fácilmente si se omite este importante detalle. Intenta cepillarle los dientes al menos tres días a la semana, si no es a diario.

Los oídos de los perros necesitan una atención especial porque ahí es donde se acumulan la suciedad y los microbios. No limpiarle los oídos podría provocar infecciones. Consulta a tu veterinario de confianza sobre qué puedes usar para la limpieza de los oídos.

3. Proporciónale comida sana y nutritiva

Si quieres que tu perro se sienta sano y en forma, su dieta debe ser equilibrada y rica en proteínas, vitaminas, aminoácidos y calcio. Elige un alimento específico para el perro de acuerdo con su raza, su temperamento y los problemas que pueda tener con su estómago, sus dientes o su piel.

Además, debes anotar todos los productos que tu perro ha utilizado, ya sea comida, medicamentos o cosméticos. Tu perro podría enfermar algún día y el uso inadecuado de cualquiera de estos productos podría ser la causa.

4. Ejercicio

Frisbie PerroLos perros necesitan hacer ejercicio regularmente para mantenerse sanos y prevenir problemas de comportamiento. El instinto de un perro es correr libremente en busca de comida, territorio y apareamiento. Evitar que lo haga y mantenerlo encerrado en casa le hará sentirse atrapado, aunque algunas razas son más extrovertidas que otras.

Sácalo a pasear, preferiblemente dos veces al día si tiene más de 6 meses y aún más a menudo si es un cachorro. Juega con él usando frisbees u otras cosas que él pueda coger.

5. Comunícate con tu perro

Hablarle es genial para su bienestar emocional. Puede que no te entienda, pero el sonido de tu voz dirigida a él le hará sentirse cercano a ti. Además, puedes usar diferentes tonos para señalar cuando ha hecho algo bueno y cuando ha cometido un error como masticar muebles o hacer caca en el suelo.

Recuerda que, para un perro, su dueño es el centro de su universo. Puedes llegar a casa después de un duro día de trabajo, cansado y necesitado de silencio, pero tu perro ha pasado el día esperando ansiosamente que vuelvas a casa. Trátalo como a tu mejor amigo y recuerda que debes ser muy cuidadoso con su dieta, entrenamiento y estado emocional.