El corte de uñas debería formar parte de la rutina de aseo de un perro tanto como lo es para nosotros. Todos sabemos la incomodidad que se siente cuando las uñas de los pies se alargan, y es peor para los perros ya que corren un mayor riesgo de lesiones. Algunos perros se liman las uñas de forma natural corriendo sobre superficies duras, pero otros requieren pedicuras regulares.

Para algunos dueños, esto es más fácil de decir que de hacer, especialmente cuando se tratan de mascotas nerviosas y cachorros jóvenes. ¿Cuál es la mejor manera de recortar las uñas de los perros y qué trucos puedes usar?

Elegir el cortauñas para perros adecuado

Es importante tener a mano todo lo que puedas necesitar antes de empezar, para que te prepares y no tengas que moverte del lado del perro en mitad del proceso. Esto significa tener los materiales médicos adecuados, golosinas, un lugar cómodo para que el perro se tumbe y, lo más importante de todo, el cortauñas adecuado. Algunos dueños de mascotas prefieren usar las máquinas manuales, ya sean de guillotina o de tijera, porque les resultan familiares.

Asegúrate de elegir el modelo adecuado para el tamaño de tu perro y consulta las opiniones de los usuarios sobre su resultado. La alternativa es optar por un esmerilador de uñas para perros que lime suavemente las uñas a la longitud correcta y así conseguir un aspecto pulido. Este método puede reducir el riesgo de uñas agrietadas y lesiones, pero las vibraciones requieren de un tiempo para que el perro se acostumbre a ellas.

Cómo calmar a los perros nerviosos

Sea cual sea el método que elijas, el bienestar del perro debe ser lo primero, así que asegúrate de que estén cómodos y contentos. Intenta cortarles las uñas después de un paseo o una comida para que estén menos agitados. Recompensarles siempre por su paciencia y buen comportamiento durante y después del proceso. También ayuda entrenar a los perros para que se les manipulen las patas y las uñas desde una edad temprana. Hay que reseñar que esta tarea es especialmente delicada con razas muy pequeñas como puede ser el caniche toy.

Cuanto más felices sean de que les corten las uñas, más fácil será el trámite. La mejor manera de cortar las uñas del perro es ir despacio, de una en una. No te preocupes por dejar algunas sin cortar si el perro ya se ha cansado. También puede ayudar empezar con las patas traseras, ya que estas uñas tienden a ser menos sensibles.

cómo cortar las uñas a un perro

Cortar las uñas del perro a la longitud correcta

Una gran preocupación para muchos dueños de perros es que puedan dejar las uñas demasiado cortas, dañando al perro o incluso haciéndolo sangrar. Una gran solución aquí es invertir en un cortauñas con protector de uñas. Si te equivocas y las uñas empiezan a sangrar, mantén la calma, usa algún producto para detener el sangrado y haz un reconocimiento al perro por su valentía. Esto hará que no se asuste cuando tenga que volver a cortarse las uñas.

Otros consejos y trucos para ayudarte a cortar las uñas de tu perro

  • Ablanda las uñas viejas y duras en la bañera antes de cortarlas para facilitar el trabajo y hacer posible un corte limpio.
  • Un acabado liso con una lima de cartón protege contra los enganches y los arañazos. Esta es otra razón por la que se prefieren las esmeriladoras eléctricas a las manuales.
  • Mantén tu cortauñas limpio y afilado para que el proceso sea higiénico y rápido.
  • Haz que el corte de las uñas sea un proceso regular – cada dos semanas – para que el perro se acostumbre.
  • Que se divierta con ello. Si lo tratas como una obligación, es menos probable que tu perro disfrute de la experiencia.

Resumen: Cortar las uñas de los perros no tiene por qué ser difícil.

Esencialmente, la mejor manera de cortar las uñas de los perros es hacerlo con cuidado, atención y centrándose en el perro. No lo veas como una tarea imposible, sino como una oportunidad de pasar tiempo con tu mascota y hacer un alboroto con ella. Si sigues estos consejos, asegúrate de estar completamente preparado y hazlo despacio, así será más fácil cortarle las uñas al perro. La práctica hace la perfección y juntos podréis aprender a manejar este proceso con facilidad e incluso divertiros haciéndolo.