Si alguna vez has tenido una mascota, probablemente seas consciente de lo vital que es jugar en la vida de un animal. Para nosotros, pueden parecer sin sentido y sin lógica. Pero nos involucramos en estos juegos de todas formas, porque amamos a nuestros perros y queremos que sean tan felices como sea posible.

Pero jugar tiene un papel más importante de lo que la mayoría de nosotros cree. Jugar es una forma de que los animales aprendan nuevas habilidades, perfeccionen las más antiguas y vuelvan a conectar brevemente con los tiempos en que solían vagar libremente por los bosques antes de que los domesticáramos. Naturalmente, es nuestro deber como dueños y amantes de los animales facilitar este proceso a través de juegos y juguetes creativos.

Este artículo tratará el motivo por el que a los perros les gusta jugar, y sus diversos beneficios sociales y de salud. Sin más preámbulos, aquí está la razón por la que todo dueño de animales debe jugar con sus mascotas.

¿Por qué juegan los perros?

Naturalmente, como humanos, tendemos a creer que los perros, debido al hecho de que no son capaces de tener pensamiento abstracto, se ven impulsados a jugar por algún oculto impulso instintivo. Aunque esto podría ser cierto en algunos casos, los perros juegan por las mismas razones que nuestra especie: excitación, necesidad de socializar o puro aburrimiento.

Pero a diferencia de nosotros, la mayoría de las veces, los animales no juegan sólo por el hecho de jugar. Hay una razón científica y de supervivencia detrás de cada pelota que tu perro persigue a pesar de tener toneladas de otros juguetes interesantes a su disposición. En la naturaleza, el juego toma muchas formas y roles. El juego puede ser parte de un ritual de apareamiento, un proceso de iniciación, un método para perfeccionar viejas habilidades y obtener otras nuevas, o simplemente una forma de integrar a los recién llegados al grupo.

Los mismos principios se aplican, de forma ligeramente diferente, a nuestro perro. La principal diferencia aquí es que, ya que el típico hogar doméstico está lejos de las exuberantes selvas y espesos bosques donde sus antepasados vivieron, los dueños tienen que hacer un esfuerzo extra para simular una versión atenuada de su naturaleza y satisfacer sus impulsos instintivos.

Si el perro fue entrenado para cazar, sentirá la necesidad de poner a prueba su sentido del olfato y el acto de la persecución. Por lo tanto, los dueños deben crear un ambiente amigable para sus perros que fomente el juego creativo, la actividad física y el enriquecimiento sensorial.

Perro Jugando

Beneficios para los perros

Además del enriquecimiento sensorial, los animales pueden obtener muchos más beneficios del juego, principalmente relacionados con su salud y bienestar. Aquí hay un breve resumen de ellos:

Salud social. Las mascotas en general, especialmente los perros, deben ser socializados adecuadamente desde una edad temprana, de lo contrario podrían ser difíciles de controlar. Este proceso debe comenzar tan pronto como nacen, proporcionando a la mascota juguetes de entrenamiento – juguetes dentales para inculcar hábitos de masticación saludables, comederos de rompecabezas para estimular el cerebro del animal, y así entrenamiento de obediencia. Todo esto puede ser enseñado a través de juegos creativos y divertidos.

La salud física. Los animales, en general, necesitan mucha actividad física para mantener sus corazones sanos y sus articulaciones funcionales. En el caso de los perros, los dueños deben centrarse en juegos que mantengan y mejoren los niveles de resistencia, equilibrio, coordinación y flexibilidad de la mascota. Los juguetes de cuerda, por ejemplo, captarán su interés y les animarán a “reactivar” sus instintos depredadores.

El vínculo. Los animales, al igual que nosotros, necesitan mucho amor y cuidado para mantenerse felices y sanos. Independientemente de cuánto tiempo pases jugando con tus perro (aunque deberías invertir todo el tiempo posible), una corta sesión de buscar o simplemente mover el juguete de cuerda delante de su cara durante dos minutos hará maravillas para su salud emocional. Los perros, como nosotros, sienten la necesidad de tener un propósito para su existencia, y al crear un vínculo con ellos, se les dará justamente eso.

Conclusión

Como te habrás dado cuenta, proporcionar comida, agua y un refugio a un animal no es suficiente para mantenerlo feliz. Si este fuera el caso, sólo serías un cuidador, no un auténtico compañero. Participar en juegos creativos y divertidos es una buena manera de mantener a tu querido amigo activo y mentalmente sano. No importa si estás preparando un rompecabezas interactivo de alimento para tu perro o si usas un simple palo, mientras te esfuerces por establecer un vínculo con ellos, llevarán una vida feliz y plena.